domingo, 8 de febrero de 2015

El caso Penta


     Si espero más tiempo para comentar el tema, será tal el cúmulo de casos que tendrán relación directa o indirecta con él, que harán casi imposible su análisis. Ya la lista es numerosa de hechos reñidos con la ley y la ética: una ensalada de fraudes, delitos, delaciones, tráfico de influencias, inmoralidades… y mentiras, que hacen difícil separar la paja del trigo.

     Cada día aparecen nuevas “aristas” y “coletazos”. El último me hizo pensar que estamos viendo la punta de un iceberg cuya visión final, si algún día se logra, puede tener consecuencias insospechadas, y que la corrupción en Chile está bastante más generalizada de lo que muchos quisiéramos pensar.

Lo que acaba de saberse

     Puesto en forma de punteo dado que recién se conocen los primeros antecedentes.

·         CAVAL es una empresa creada el año 2012, sin mayor trayectoria, con un capital de 6 millones de pesos de la cual es dueña en un 50% la nuera de la Presidenta Bachelet (esposa de su hijo).

·         Piden a varios bancos un préstamo por 6.500 millones de pesos para la compra de unos terrenos rurales en Machalí. Suponen, no sin antecedentes, que esos terrenos pasarán a corto plazo a ser de uso urbano por el cambio del plan regulador de Rancagua, con lo que aumentarán considerablemente su valor.

·         Hacen solicitud de préstamo a 4 bancos, sin que fructifiquen. ¿Qué banco hace un préstamo por ese monto a una empresa cuyo patrimonio es de apenas 6 millones?

·         Sostienen una reunión con Andrónico Luksic, presidente del Banco de Chile.

·         Ese banco otorga el crédito el día siguiente que Michelle Bachelet es elegida presidenta. ¿Posible casualidad?

·         Compran los terrenos.

·         El 21 de enero de 2015 CAVAL firma una promesa de compra venta de los predios con una inmobiliaria por 9.500 millones de pesos.

·         Balance: ganancia de 3.000 millones de pesos en una pasada.

     ¿Qué tiene que ver con el caso Penta que, por el momento, ha afectado principalmente a la UDI? Uno de los tantos coletazos que probablemente seguirán apareciendo

     Una reacción, no digo justificable pero sí bastante característica del comportamiento del ser humano (lo que no nos enaltece):

“He cometido delitos. He sido pillado. Voy a demostrar que mis adversarios políticos son tan corruptos como yo. Y luego que arda Troya.”

     “Están tratando de aplicar la ley del empate” dicen los partidarios del gobierno. Exactamente, para demostrar que todos están salpicados. Al final, todos pierden; Chile principalmente.

PENTA: puesto en contexto

     Aclaración previa: el juicio que me he formado está basado en  declaraciones de los involucrados. Pero como las mentiras han sido la tónica, no descarto que hechos que hoy considere como ciertos, a la postre resulten imprecisos o erróneos. Pero por algo debo partir.

     Por el momento podemos hablar de cuatro aristas del caso:

·         Fraude al FUT

·         Juicio laboral contra Penta por parte de su ex gerente general

·         Financiamiento ilícito y fraudulento de campañas políticas

·         Evasión tributaria por parte de Penta

Fraude al FUT

     Delación que abre la caja de Pandora: el año 2014 el Servicio de Impuestos Internos (SII) recibe dos cartas anónimas: que investiguen a su fiscalizador Iván Álvarez que, en uso de su cargo, está defraudando al fisco.

     El SII, afortunadamente, considera debe investigar. Descubre que desde el año 2007 su funcionario había descubierto como vulnerar el sistema tributario, rectificando declaraciones pasadas y consiguiendo que el fisco hiciera devolución de dineros que no correspondían. Se habla que el fisco perdió 2.500 millones de pesos por esas operaciones.

    La red de corrupción operaba así: tenía cómplices, el martillero Valdivia entre ellos, que ofrecían a contribuyentes dispuestos a beneficiarse del ilícito, que rectificaran su declaración de impuestos. El fisco devolvía la plata y los beneficiarios pagaban a la red de  Álvarez una comisión.

     La Fiscalía ha imputado a 122 contribuyentes que participaron en el ilícito, entre ellos al gerente general de Penta en aquel entonces, Hugo Bravo, que debe haber considerado muy atractiva la oferta de Valdivia de obtener ganancias burlando al fisco.

       Obviamente había una falencia en el sistema de control del SII: que sólo investigaba solicitudes de rectificación de declaraciones sobre cierto monto, lo que era sabido por Álvarez (ahora en presión preventiva) y operaba bajo ese monto.

     El SII investiga el computador de Hugo Bravo y para su sorpresa, encuentra boletas falsas de las esposas de los controladores del grupo Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín. Eso desemboca en dos nuevas aristas.

     Hasta aquí: bien por delatores y al SII por haber tomado el toro por las astas.
 
La arista laboral

     Pillado el Sr Bravo en el fraude, Penta considera debe dejar su cargo lo que el involucrado parece encontrar de toda lógica. Con una compensación, claro está: 2 millones de dólares.

      Digamos que el ex gerente tenía un sueldo que ascendía a la sideral cifra de 36 millones de pesos mensuales, aunque sus liquidaciones indicaban montos menores para evadir impuestos, figura que parece ser usada con bastante frecuencia.

     La forma como se oficializó la renuncia no la tengo clara pues hay versiones contrapuestas de cada una de las partes.

     Bravo debe enfrentar la justicia asesorado por su abogado. Penta tiene los suyos. Todo parece que las estrategias para enfrenar el caso (léase cómo mentir y falsear los hechos) son divergentes. La relación entre las partes se pone tensa y Penta desconoce el compromiso de pagarle los 2 millones de dólares.

     El ex gerente se siente traicionado y decide hablar. ¿Arrepentimiento? No, reacción a la que considera una traición de sus antiguos amigos y aliados. Y probablemente para ser sometido a una pena menor “por colaborar con la justicia”.

     En la Fiscalía, Bravo no sólo reconoce el fraude al FUT; además denuncia el financiamiento irregular a políticos. EL SII decide investigar a Penta.

 La arista política

     Con grabaciones en mano, Bravo entrega a la justicia los antecedentes de financiamiento de distintas campañas políticas. Las más notorias por su monto: la senadora Ena von Baer, el senador Iván Moreira (ambos UDI) y el ex precandidato presidencial Laurence Golborne (independiente pro UDI).

     Adicional a los montos permitidos por la ley, los aportes ilícitos se realizaban mediante la entrega a alguna de las empresas del grupo Penta, de boletas conocidas como “ideológicamente falsas”: por servicios (asesorías) nunca prestadas, las cuales para la empresa aparecían como gasto, reduciendo las utilidades y por lo tanto pagando menos impuestos a los que estrictamente hubiera correspondido. Ese era el origen de los fondos disponibles para el financiamiento político.

     Una duda no resuelta: la empresa que emitía la boleta (relacionada con el que recibía el aporte a su campaña) debería registrarla como ingreso, aumentando sus utilidades y debería pagar impuestos por ellos. Entonces el balance para el fisco debería ser cero. ¿Dónde está la trampa? Una posibilidad: empresas de papel que se las ingeniaban para demostrar que tenían pocas o nulas utilidades y por lo tanto no pagaban impuesto. Debe haber detrás de todo un tejemaneje oscuro que me es ajeno.  

    La reacción de los involucrados:

·         Partían negando el hecho.

·         Guardando silencio hasta donde fuera posible.

·         Argumentaban que sus gastos electorales habían sido aprobados por el SERVEL y por lo tanto todo estaba en orden, lo que resulta un absurdo dado que dicho organismo lo único que puede hacer es comprobar que los gastos oficialmente reconocidos (creo que con pocas excepciones muy inferiores a los reales), estuvieran respaldadas por las boletas respectivas. Nada más.

·         Tratando de ganar tiempo diciendo: “hay que esperar que la investigación siga su curso”.

·         Finalmente, cuando ya  la evidencia resultaba irrefutable, tratando de minimizar la falta calificándola de error o términos parecidos.

     Algunos casos.

Senadora von Baer

     Habría recibido un aporte de 30 millones y solicitados 100 más los que al parecer no le fueron entregados.

    En sus primeras declaraciones aseveró nunca haber solicitado ni recibido aportes irregulares del holding.

     Luego tuvo que reconocer el hecho calificándolo de “error involuntario”.

     Hasta donde sé, el acto de mentir nunca es involuntario. Y según lo indicado por el fiscal Carlos Gajardo, la Fiscalía no investiga errores, sino delitos.

El senador Moreira

     Sus declaraciones iniciales (octubre 2014): “Yo no sé quién me ayudó en mi campaña. Todos mis aportes son reservados”.

     Recibió aportes y luego pidió un suplemento que llamó “un raspado de la olla”.

     Luego (enero 2015) cuando ya las pruebas eran evidentes, en una declaración pública reconoció haber solicitado (y recibido) ayuda de Hugo Bravo y que el financiamiento fue irregular pues se realizó a través de boletas de terceros.

     Nuevamente: primero mentir para ocultar el hecho “por si pasa”. Luego, rendición ante la evidencia. En todo caso hay que destacar que el senador fue el primero en reconocer públicamente el ilícito, desmarcándose de la posición de la UDI hasta ese momento de bajarle el perfil. Moreira pide disculpas públicas.

El precandidato Golborne

     Guardó silencio el tiempo que pudo.

     El 3 de noviembre reconoció haber recibido 120 millones de pesos contra boletas por servicios no prestados.

Pablo Wagner  ex subsecretario de minería del gobierno de Piñera.

     Recibió 3 millones de pesos en forma bimensual mientras duró su cargo en el gobierno, lo que está terminantemente prohibido a los funcionarios públicos. Mecanismo: boletas falsas emitidas por familiares. Según sus declaraciones a la Fiscalía, era por una deuda que tenía Penta mientras le prestó servicios; con ese mecanismo rebajaba impuestos. Indicó tener su conciencia tranquila pues esos pagos en nada influenciaron su actuar para favorecer la aprobación del proyecto minero “Dominga” del grupo Penta.

Delito por el que se le acusa: cohecho. Citado a declarar.

Renunció a la UDI. 

Salen a la luz otros casos no relacionados con la UDI

Andrés Velazco: Un colaborador, Mario Livingstone, pidió ayuda a Penta para la precandidatura presidencial. Se hizo almuerzo: 20 millones de aporte. Según Velazco por charla dada a ejecutivos de Penta (no sé si ese es el valor de mercado por una charla de un ex Ministro de Hacienda). Según Délano, se trató de un aporte.

     Las “malas prácticas”, tan denunciadas por el ex precandidato presidencial, parecen estar en todos lados.

Alberto Undurraga actual  ministro de Obras Públicas (MOP) de Bachelet.

     Creador de la fundación “Ciudad Justa” antes de empezar su campaña senatorial que no ganó. Recibió un aporte de 4 millones (modesto) entregando a cambio un estudio que ya había realizado la fundación, que según Délano, nunca pidieron ni utilizaron. Como quien dice, “para entregar algo a cambio”.

     El MOP debe renegociar contratos de autopistas con 4 concesionarias relacionadas con el grupo Penta.

     La lista es larga, siendo los implicados principalmente pertenecientes o afines a la UDI. Creo que con los casos presentados, basta y sobra.

Se involucra al grupo Cruzat

     Noticia reciente (una semana): Délano y Lavín habrían declarado en la Fiscalía un mecanismo que utilizaban para eludir impuestos: Operaciones FORWARD (una especie de seguro si ciertos precios pasaban de valores definidos). Lo hacían con empresas coludidas. El gran ilícito estaba que fechaban el contrato con data anterior y ya sabían el valor real de lo asgurado a la fecha de vencimiento del contrato, que le significaría una pérdida para Penta, por lo que mostrarían menos utilidades y por lo tanto pagarían  menos impuestos. Los dineros eran devueltos por la otra parte a Penta, cobrando una comisión por el “servicio”. Aquí de nuevo tengo la duda cómo manejaba contablemente el ingreso la empresa coludida.

      ¿A raíz de qué declararon ese ilícito que nada tendría que ver con el financiamiento de las campañas ni con el fraude al FUT? Incógnita.

     El 2 de febrero salió a luz pública que en esas operaciones estaban involucradas empresas del grupo Cruzat. Citados a declarar.

El paseo en yate en Nueva York

    Mario Paredes, chileno – norteamericano residente en Nueva York, organiza en septiembre de 2013 un paseo en yate para recaudar fondos para la campaña de Michelle Bachelet. Aportes desde US$ 1.000 por persona. Participa y promueve el actual Ministro de RR.EE, Heraldo Muñoz, en aquel entonces funcionario de la ONU.

     En entrevista de televisión, con voz segura y convincente, el Sr Paredes declara que participaron personajes no chilenos, dando, sin titubear, algunas nacionalidades y profesiones. El aporte a campañas electorales por personas extranjeras está prohibido por ley.

     A poco andar el organizador se desdice, indicando que sólo participaron chilenos.

     La diputada UDI María José Hoffmann declara “que se trata de un hecho gravísimo”.

     No me parece gravísimo que se haya hecho la actividad. Una metida de pata que hayan invitado a extranjeros. Y habría que ver si está debidamente registrado ese aporte en la cuenta entregada al SERVEL.

      Los involucrados siempre tratan de minimizar el hecho que los afecta y los contrincantes, a magnificarlo.

      ¿Sabe diputada lo que encuentro gravísimo? Que el gobierno de Chile, al ver que la situación los complicaba, hayan hecho que Paredes se retractara, mintiendo para salvar la imagen. La mentira es lo grave.

Carlos Alberto Délano

       Don Carlos Alberto es, de los dos fundadores de Penta, el más visible públicamente.

     En su hoja de vida aparecen hechos destacables:

·         Presidente (2010) y miembro del directorio de Fundación Teletón. Renunció al estallar el caso Penta.

·         Uno de los 25 empresarios que le cambiaron el rostro a Chile. “Revista  Capital 2003”.

·         Premio al mejor empresario del año: 1997.

     Analizado el caso, no puedo dejar de recordar la antigua tira cómica “El otro yo del doctor Merengue”. ¿Será que todos los hombres tenemos una faceta clara, de la que nos enorgullecemos, y otra oscura que tratamos de mantener oculta?
 
A modo de cierre

     Seguramente el futuro traerá nuevos y, para algunos, sabrosos antecedentes. Para mí, deplorables. El desprestigio de la política y del mundo empresarial, bien merecido por cierto, sólo pone al país ante un futuro incierto. Cuando ya no se puede confiar en las personas y en las instituciones, puede pasar cualquier cosa.

     Sobre el actuar de políticos electos respecto a la violación de las leyes que ellos mismos aprueban, una vez descubiertos, le veo sólo una alternativa de acción medianmente digna: la renuncia a sus cargos. Así, por lo demás, lo ha sugerido la senadora Allende y el diputado Boric.

     Ahora, como siguen “dedicados en cuerpo y alma al trabajo legislativo para el cual fueron elegidos por el pueblo” si en las próximas elecciones se presentaran como candidatos y si ese mismo pueblo vuelve a elegirlos, entonces deberé declarar que no entiendo al electorado.   

     Debe revisarse la legislación sobre el financiamiento de la política. No dudo se hará. Pero suponer que se eliminará la nefasta relación entre la política y el dinero es una quimera. Donde hay poder, hay intereses de toda índole, terreno propicio para la corrupción, el cohecho, el tráfico de influencias, el uso de información privilegiada e ilícitos similares. Pero por lo menos tratemos de atenuar su ocurrencia y efectos.  

6 comentarios:

  1. Excelente capacidad de síntesis de V. Ramió sobre un caso muy complejo y que está perversamente pensado para enriquecer o favorecer ilícitamente a personas o entidades inescrupulosas. Al leer el artículo queda claro al lector de los pasos que se han dado a la fecha sobre este caso.
    Lo importante es que el esclarecimiento por parte de la justicia de este caso, hará que el ciudadano común se entera de la calidad moral de quienes son nuestros parlamentarios, que llegan al Congreso a debatir asuntos que con su decisión favorecen intereses económicos de grupos que han comprado previamente sus conciencias.
    Grave lo que estamos descubriendo en Chile con antecedentes indesmentibles. Ojalá no quede impune y paguen los que tienen que pagar con la pena que la ley estipula.
    Gracias a este blog, se nos permite emitir opiniones como las que estoy dando.
    Rubén Torres

    ResponderEliminar
  2. Gracias Victor por darte el tiempo de recopilar antecedentes públicos y al alcance de todo chileno, que por haber perdido la facultad de asombrarse sólo comenta y no hace nada, con la esperanza que los Tribunales hagan su pega.
    En lo que me concierne creo que estos hechos debieron ser a lo menos visualizados por las empresas auditoras que auditan a las empresas que están involucradas como también la Superindentencia de Bancos y Sociedades Anónimas, entes controladores y de dar fe que los Balances son confeccionados con principios y normas de contabilidad generalmente aceptadas. Ahora si las leyes permiten estos ílicitos no hay nada que reclamar y sólo queda la tarea por corregirla y no de preocuparse de temas que sólo afectan a un grupo minoritario: Ley de matrimonio, de legalizar el aborto, de matanza de perros vagos, de aumento de viáticos y remuneraciones para determinados sectores, ley electoral, indemnizaciones especiales y aguinaldos por todo en vez de aumentar las fuentes de trabajos y otras leyes y decretos que sólo favorecen estas malas prácticas.
    JMG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José por el aporte.
      Realmente mi opinión sobre las empresas auditoras en muy pobre. Recuerdo el caso La Polar: nunca se dieron cuenta. O hacen mal su pega o están coludidos.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Una vez más, gracias Víctor, me creeras si te digo que es lo único que he leído del caso.
    Lo que viene en la prensa o diarios me lo salto olimpicamente.
    Para que hacerme mala sangre.
    Ya sabemos que la corrupción avanza a pasos gigantescos.
    Un abrazo,
    MMA

    ResponderEliminar
  4. Bueno el resumen. ¿Viste el caso de movimiento con futuros? Instrumento utilizado para evadir imptos a la renta.
    Carlos V.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te refieres a las operaciones forward que menciono o se trata de otra cosa?
      Saludos.

      Eliminar